Suscribirse a Sindicar
Chicas Nuevas 24 Horas: un alegato contra la esclavitud sexual de mujeres en el siglo XXI

Este fin de semana pasado, la cineteca del Matadero de Madrid proyectó el documental Chicas Nuevas 24 horas, dirigido por Mabel Lozano. El documental denuncia la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, un negocio que supone la esclavitud de entre dos millones y medio y 15 millones de personas en el mundo y mueve 32 mil millones de dólares al año. Las cifras globales varían, más dado que por cada víctima identificada hay otras 20 sin identificar. Se trata de una de las formas más brutales de vulneración de los derechos humanos de nuestra época, que implica la cosificación del cuerpo de las mujeres

 

Nerea García Llorente — Feminicidio.net — 07/09/2015

 

España, Madrid - Este fin de semana la cineteca del Matadero de Madrid proyectó el documental Chicas Nuevas 24 horas, dirigido por Mabel Lozano. Se trata de un proyecto que denuncia la situación de trata de seres humanos. El documental está centrado en el negocio de la explotación de personas que mueve 32 millones de dólares al año, un negocio que supone la esclavitud de entre dos millones y medio  y 15 millones de personas. Las cifras globales varían, más dado que por cada víctima identificada hay otras 20 sin identificar. Se trata de una de las formas más brutales de vulneración de los derechos humanos de nuestra época, que implica la cosificación del cuerpo de las mujeres.

 

Es el segundo negocio más lucrativo del mundo, por detrás del tráfico de armas y por delante de la droga. Y va en aumento. Y es un negocio cuya venta no es un objeto, son personas. Como indican varios expertos y se denuncia en el largometraje, es un negocio en el que todo son ganancias, pues el cuerpo de una mujer puede llegar a venderse en múltiples ocasiones durante el mismo día, incluso contra su voluntad.

 

Lozano denuncia a quienes se lucran, directa o indirectamente, de la compra y venta de mujeres y niñas. Señala a autoridades corruptas, redes mafiosas, medios de comunicación, familiares empobrecidos y clientes. Critica sin tapujos la hipocresía y la complicidad de todos los actores relacionados con este negocio.

 

Nos recuerda que España es el tercer consumidor del mundo de sexo a cambio de dinero, solo detrás de Tailandia y Puerto Rico. A pesar de ello, apenas hay 30 sentencias condenatorias en nuestro país por este delito, regulado desde el Código Penal de 2010. Más del 90% de los países de todo el mundo tipifican como delito la trata de personas y muchos países han promulgado leyes nuevas o han actualizado las existentes desde la entrada en vigor en 2003 del Protocolo contra la Trata de Personas de las Naciones Unidas. A pesar de ciertos avances normativos, bastante puntuales y descoordinados, en los últimos cinco años se han identificado en nuestro país a unas 30.000 personas tratadas, y eso es solo la punta del iceberg. Según datos de la Secretaria de Estado y Seguridad y del Defensor del Pueblo, sigue siendo “preocupante la baja cifra de solicitudes” de protección por parte de mujeres dispuestas a denunciar o colaborar contra sus  tratantes

 

Las cifras sobre personas tratadas en el mundo resultan espeluznantes y escasamente documentadas. En 2005 la OIT estimó que hay alrededor de 2,4 millones de víctimas de trata en el mundo. En Europa más de 140.000 víctimas de explotación sexual se encuentran atrapadas en un círculo vicioso de violencia y degradación. Entre 2010 y 2012 la oficina estadística comunitaria (Eurostat) contabilizó 30.146 casos de trata, un 28% más que en el trienio 2008-2010. En el citado informe consta que 80 de cada 100 víctimas son mujeres; 70 de cada 100 acabaron en redes de explotación sexual y 4.500 —el 16% del total y en clara línea ascendente— son niños o adolescentes.

 

Para la directora es fundamental que la sociedad sepa, sea consciente, de que existe esclavitud aquí, a la vuelta de la esquina, que detrás de la prostitución, en muchos casos (no en todos), hay trata, explotación sexual, abuso y violencia. Por eso, lleva más de diez años denunciando la situación de trata con fines de explotación sexual a través de la herramienta del cine, que comenzó con  Voces contra la trata de mujeres, rodado entre Rumanía, Moldavia  y España. Chicas Nuevas 24 Horas está grabado en varios países (Perú, Paraguay, Argentina, España y Colombia), como no podía ser de otra manera si queremos atender a la transnacionalidad de este fenómeno.

 

Le pone voz e imagen a supervivientes de trata de seres humanos, con crudeza y humanidad. Denuncia esta forma de esclavitud, que ataca los derechos más básicos de las personas afectadas. Supone la violación de derechos humanos como la vida, el derecho a no sufrir esclavitud o servidumbre forzada, a no sufrir tortura o tratos inhumanos o degradantes, el derecho a la salud, a no ser discriminado por razón de sexo, género o edad, a un trabajo digno y con condiciones favorables, a la libertad; en definitiva, el derecho a una vida libre de violencia. Pero todos estos derechos parecen secundarios (en los debates, en los medios de comunicación, en las modificaciones legislativas), pues lo que más preocupa, aparentemente, es que las mujeres aparecen desnudas y en tacones.  “Preocupa más la desnudez de los cuerpos que la desnudez de derechos”.

 

La directora denuncia y pide voluntad política para contraatacar este negocio basado en el engaño, la explotación, el capitalismo más brutal y una de las manifestaciones más violentas del patriarcado. El 75% de los tratantes son hombres

 

El documental deja testimonio de cómo es montar un negocio rentable y de gran envergadura y nos ofrece relatos reales de mujeres que han sido “utilizadas y engañadas” para ello y otras personas que se ven afectadas por esta situación.

 

Podemos y debemos implicarnos en la prevención y en la sensibilización de esta forma de  violación de los derechos humanos. Queremos exigir protección para las víctimas, potenciales y reales y el cumplimiento de este objetivo del milenio, acordado por Naciones Unidas. Esto exige voluntad política, así como recursos humanos y económicos.  Hay muchas formas de aportar en la denuncia. Además del citado documental, se ha organizado una exposición en la Casa de América, junto a la Asociación CEPAIN, que comienza el 23 de septiembre, día contra la explotación sexual. El objetivo principal de esta exposición es la concienciación y la prevención y está especialmente dirigido a la población joven.

Países: 

Artículos relacionados

Añadir nuevo comentario

Geo Feminicidio